Quien es Ángel Barañano, DO, FAAO.  
 
Imagen Angel Baraño

Cuando tenía 20 años, Ángel Barañano finalizó sus estudios de Óptica y Optometría en la Universidad Complutense de Madrid, y luego, apasionado por su profesión, decidió inscribirse a todos los cursos de especialización que su tiempo le permitía. 

En 1985 sacó el numero uno de la oposición de la ONCE para desarrollar la especialidad de la Baja Visión. Viajó a diferentes países para implantar el modelo y se llegaron a montar 33 centros en la ONCE, también colaboró  para montar 14 centros en 9 países en Latinoamérica. 

Atendiendo a las personas con discapacidad visual grave, entendió que la resignación no tenía por qué ser la respuesta. Merecía la pena trabajar para que esas personas pudieran aprovechar la visión que aún conservaban y recuperaran sus actividades diarias y sus aficiones. 

Así fue como en 1986 Ángel fundó AVS Baja Visión, la primera empresa española de ésta especialidad, con el objetivo de ofrecer a los profesionales la formación y las ayudas necesarias para rehabilitar la Baja Visión.  

También se dio cuenta de que el 80% de las personas que empezaban a tener problemas de visión no podían ser afiliados a la ONCE. Ángel se encargo de dar cursos de formación para Ópticos-Optometristas en diez comunidades autónomas y en 1991 desarrollo la primera asignatura en España de Baja Visión en la Universidad Complutense de Madrid.  

Fruto de su trato directo con personas con Baja Visión, Ángel se dio cuenta que para mejorar el rendimiento visual del paciente, no bastaba sólo con tener unos buenos instrumentos de ayuda visual, sino que era preciso que dispusieran de una solución completa, incluyendo el Entrenamiento, la Rehabilitación y el Seguimiento. 

Y lo hizo realidad en 1993, reuniendo en un solo Centro un equipo multidisciplinario formado por Ópticos-Optometristas, Técnicos de Rehabilitación Visual y Terapeutas Ocupacionales. Ese centro se denominó IDVB, Instituto de Deficiencias Visuales Barañano. Pocos años después pasó a denominarse “Baja Visión Ángel Barañano”. 

Ángel Barañano investigó minuciosamente los procesos y los mensajes necesarios para que las personas afectadas con Baja Visión obtuvieran los mejores resultados, logrando un Protocolo único en el mundo, ya que el 90% de las personas con Baja Visión consiguen mejorar su rendimiento visual. En el centro BVAB se atienden personas de diferentes provincias españolas y de otros países. Diferentes profesionales le han invitado a dar conferencias en 12 países. 

Posteriormente en el Centro BVB (Baja Visión Barañano) ha desarrollado otras atenciones: 

Para las personas que tienen doble deficiencia sensorial, que no ven bien y no oyen bien, se les ofrece una atención gratuita para prescribirles un audífono a medida si es necesario y se le buscan las soluciones para que puedan manejarlo. 

Ciclo de conferencias gratuitas:  

“BAJA VISIÓN SALUD Y CALIDAD DE VIDA”. Para que las personas con Baja Visión acepten su discapacidad visual y se comprometan a utilizar su visión. 

“¡OTRA FORMA DE MIRAR!”. Para que las personas con Baja Visión se den cuenta de todas las soluciones que pueden conseguir para sacar el máximo partido a su visión. 

Dos Grupos de apoyo. Para dar un soporte a los asistentes a las conferencias que quieran mejorar su aceptación y conocimiento de todas sus posibilidades visuales. 

Servicio de Atención Psicológica: El objetivo es, brindarles a los pacientes y sus familiares, un espacio para poder evaluar con la ayuda del Psicoterapeuta las implicaciones emocionales que conllevan vivir con Baja Visión. 

La vocación de Ángel Barañano ha ayudado al desarrollo de la Baja Visión en España y a mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad visual.

 

BAJA VISIÓN ÁNGEL BARAÑANO es el Centro especializado en la tratamiento de la Baja Visión más grande de Europa, desarrollado por Ángel Barañano basándose en su experiencia en la atención de más de 14.000 pacientes, dándoles la posibilidad de volver a disfrutar de las actividades que
habían dejado de realizar por su Baja Visión.

La Baja Visión afecta con particular incidencia a las personas de edad avanzada con patologías como la Degeneración Macular, Cataratas, etc. Tras estudios realizados, se ha demostrado que el 90% de los pacientes atendidos obtiene mejoras en su rendimiento visual